Anciana vive en la más completa indigencia Ocho meses después de haber enviudado

Anciana vive en la más completa indigencia Ocho meses después de haber enviudado

Irma Cuellar Valencia a sus 72 años vive en la más completa indigencia, tras vivir 36 años en la ciudad de Pucallpa, hoy tiene que lidiar no solo con la pobreza, sino con dos de sus hijas que no tienen condiciones para poder ayudarla a mejorar su condición de vida y la soledad que se ha convertido en su compañera. Sin embargo, pese a las adversidades, hoy tiene que recurrir a cualquier actividad de negocio para poder conseguir el pan de cada día, y gracias al programa Pensión 65 cada dos meses recibe 250 soles que le ayuda a pagar su servicio de agua y luz, pero hace unos meses tuvo que rogar entre lágrimas a los funcionarios de este programa social, reconsideren su decisión porque debido a un mal vecino que la hizo pasar por muerta, le cortaron este beneficio. Hoy la pobreza y la falta de apoyo de sus familiares que no viven en Pucallpa la han condenado a vivir en una precaria vivienda que durante los días de lluvia más llueve adentro que afuera y recordar su miseria la llena de tristeza. Ante esta situación, un ángel apareció en su vida, y hoy con mucha ternura, una luz de esperanza llena su vida al mencionar con mucha emoción a Edwin Vásquez López quien conmovido por su historia le aseguró que la ayudará en mejorar su vivienda. Doña Irmita, pese al dolor y la soledad hoy tiene plena confianza que el líder de los Otorongos podrá ayudarla a que al menos pase sus últimos días en una condición más digna gracias al Otorongo solidario.

Leave a comment